A finales del mes de mayo de 2019, más de 360 millones de ciudadanos de la Unión Europea fueron convocados a las urnas para elegir a sus representantes en el Parlamento Europeo. Con una participación global del 51%, se convirtió en la más alta en los últimos 20 años.

Teniendo en cuenta los resultados de las elecciones, los Estados miembros de la Unión Europea propondrán un candidato a la Presidencia de la Comisión. Por su lado, los partidos políticos europeos han elegido a los principales candidatos para presentarse a dicha presidencia. Durante los próximos meses, no solo hay que elegir el cargo de presidente de la Comisión, sino que también habrá que llegar a un acuerdo para designar los siguientes altos cargos de la Unión Europea:

  • Presidente del Consejo
  • Presidente del Parlamento Europeo
  • Presidente del Banco Central Europeo
  • Alto Representante

La agenda política europea se está desarrollando de la siguiente manera:

Durante el mes de junio de 2019 se formaron los grupos políticos en el Parlamento Europeo. Los días 20 y 21 se celebró la cumbre del Consejo de la Unión Europea, donde los Jefes de Estado y de Gobierno debatieron sobre el candidato a la Presidencia de la Comisión.

En julio de 2019 llegó a su fin la octava legislatura. El día 3 de dicho mes, los eurodiputados escogieron a David-Maria Sassoli como Presidente del Parlamento Europeo, obteniendo 345 votos en la segunda vuelta, Sassoli consiguió la mayoría de los 667 votos válidos. Previamente, los líderes de la Unión Europea habían acordado que un diputado socialdemócrata se convirtiese en Presidente del Parlamento durante los dos primeros años y medio de la legislatura; y que en la segunda mitad, el Partido Popular Europeo Cristianodemócrata (PPE) tomase el relevo. Por este motivo, el PPE no presentó su propio candidato en las elecciones presidenciales y dio su apoyo a la candidatura de Sassoli. El Parlamento Europeo también eligió a los 14 vicepresidentes y a los cuestores del Parlamento Europeo; y decidieron el número y la composición de las comisiones parlamentarias.

En agosto/septiembre de 2019, los países de la Unión Europea deberán proponer sus comisarios (uno por cada país), en cooperación con el nuevo presidente de la Comisión. En septiembre/octubre, los comisarios propuestos serán examinados por las comisiones parlamentarias competentes para la cartera propuesta. Después, los eurodiputados votarán en el pleno sobre la totalidad de la Comisión. Por último, el 1 de noviembre de 2019, la nueva Comisión Europea entrará en funciones.


[Actualización de artículo, 18 de julio de 2019] El 16 de julio de 2019, el Parlamento Europeo confirmó a la ex ministra de Defensa alemana Ursula von der Leyen como la primera mujer en ocupar la presidencia de la Comisión Europea. Con 383 votos a favor y 327 en contra, Von der Leyen obtuvo una estrecha mayoría de los votos de los eurodiputados y asumirá sus funciones a principios de noviembre en sustitución del Presidente saliente de la Comisión, Jean-Claude Juncker.

En sus orientaciones políticas, destacan seis prioridades inspiradas principalmente en la nueva Agenda Estratégica 2019-2024 del Consejo Europeo. Las seis «ambiciones principales» son: un acuerdo ecológico europeo, una economía que funciona para las personas, una Europa adaptada a la era digital, protección del estilo de vida europeo, una Europa más fuerte en el mundo y un nuevo impulso a la democracia europea.

Es de particular interés el punto de Leyen sobre la justicia social, que señala varias acciones legislativas en diferentes campos: una estrategia para el apoyo de las PYME, un plan de acción sobre los derechos sociales y una legislación contra la discriminación con estrategias europeas de género. También hizo hincapié en la importancia de la educación y las cualificaciones y el pleno funcionamiento del espacio Schengen de libre circulación.

Con el objetivo de mejorar las relaciones entre la Comisión Europea y el Parlamento y reforzar la democracia en general, Leyen propone una «Conferencia sobre el Futuro de Europa». En el marco institucional ya se han incluido algunas propuestas como: un Parlamento Europeo más fuerte con derecho de iniciativa, con una mayor colaboración con la Comisión y pleno poder de codecisión. Y no más votos por unanimidad en el Consejo, sino solo por mayoría cualificada y mejora del procedimiento «Spitzenkandidaten».

La cristianodemócrata alemana Sabine Verheyen fue elegida presidenta de la Comisión de Cultura. También se eligió a su primer vicepresidente, Romeo Franz, y al segundo vicepresidente, Dace Melbārde. Los dos Vicepresidentes restantes serán elegidos en una reunión futura.